• ADHO

Manifiesto en contra de las fotos de consultores/as (Javier Gómez González)

Hombres y mujeres en proporción equilibrada, hombres maduros y jóvenes, con gesto de firmeza y sonrisas sorprendidas que parecen dejar intuir que acaban de encontrar el modelo organizativo que hará triunfar a su empresa. Fondos blancos, casi como de farmacia, trajes de chaqueta vestidos con esa soltura que da una jornada de éxitos en el trabajo. Además, todos guapos.

Estas son las imágenes que cualquiera de nosotros encontraría en google si busca la palabra consultoría, consulting, team development y temas semejantes. También son las fotos que están presentes en cualquier folleto de publicidad de las consultoras convencionales y en los cursos de formación de las escuelas de negocios.

Cuando las veo me pregunto por qué demonios mi mesa de trabajo nunca está tan ordenada y por qué en el trabajo nunca tenemos esas caras. Por qué entre los alumnos del Máster en Consultoría nunca nos hemos parecido a esas fotos.



Estas imágenes asépticas y de estética prácticamente farmacéutica se tiñen de irrealidad y de idealización, son como las imágenes de mujeres riéndose solas mientras comen ensalada, o las de hombres riéndose solos comiendo macedonia.

La extraña aurea de irrealidad se potencia con la sensación general de que todas las fotos de situaciones organizativas reflejan realidades que, sin saber por qué, parecen de otros países, de Estados Unidos, quizás Alemania, nórdicos. Sus físicos y su puesta en escena dan esa rara sensación de lejanía.

En el fondo, podemos decir que da igual, que no es más que publicidad, además las imágenes son siempre idealizadas, no es cuestión de hacer como aquel que propuso que los carteles de instrucciones de seguridad de los aviones fueran más realistas.

O quizás no es bueno obviar estas cosas, las fotos tiene ideología, la hiperracionalización y la asepsia son formas de deshumanización. Además, esta iconografía parece entender que la organización es un tema de empresas, ninguno de estos hermosos trabajadores y trabajadoras parecen estar en una organización social.

Nuestro pensamiento se forma por imágenes.

Si el Desarrollo Organizativo lucha por crear una nueva forma de hacer consultoría y entender las organizaciones, seguramente es necesario que generemos una nueva iconografía, una nueva selección de imágenes que representan la realidad tal y como es.

Lamentablemente, esto supone luchar contra la imagen dominante y para muchos requiere contar con habilidades de diseño y creatividad que nos superan. No obstante, podemos buscar entre las obras de otros creadores las soluciones que han dado a problemas como el nuestro.

Aspiramos a construir entre todos una nueva imagen de la consultoría de Desarrollo Organizacional, aplicada sobre todo al sector social, y necesitamos una iconografía de esta profesión alejada de la asepsia y más cercana a la transpiración y la vitalidad de la situación real de las organizaciones.

6 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now