• ADHO

Desde la ventana en la que a veces miro

A finales de abril y principios de mayo hemos estado reflexionando, con un vermú en la mano, haciendo propuestas para un futuro mejor para el tiempo que vendrá después (o durante) la pandemia que estamos viviendo.


Considerábamos que teníamos mucho que aportar desde el DO y que esta tarea se desplegaba desde donde alcanzamos a ver desde nuestros nidos de confinamiento (desde nuestro interior hasta todo el mundo de internet…) y también desde lo más próximo, desde lo que alcanzamos a ver desde nuestra venta o balcón.


Desde esa ventana en la que a veces miro se ve nuestro pequeño entorno. A petición de David Pereiro, los participantes en los vermús remitieron una foto de “lo que alcanza la vista de nuestra venta o balcón físico” con un pequeño comentario. Así vamos a compartir los espacios donde se va a producir acción inspirada en los qués y los cómos del DO. Estos son los resultados:







Diente de león y, al fondo, el Aeropuerto de Manises (Valencia). La naturaleza y el ser humano durante mucho tiempo persiguiendo la eficiencia para volear y compartir. Para mí un símbolo del momento: toca arremangarse y mejorar el prototipo del Desarrollo Organizacional. 
Juan Carlos Morcillo



















Desde una estrecha rua de Compostela, donde, a pesar de todo, florecen las hortensias. La vida sigue siempre. 
Fausto García





Desde la pasarela de la M-11 durante uno de mis paseos… El horizonte abierto, sol poniente y futuro por delante. A por todas¡¡ 
Mati Muñoz






Ayer el destino nos trajo una tormenta. El cielo se tornó morado. Tal vez las diosas nos estén mandando un mensaje. 
Maider Gorostidi


















Está cercana mi terraza, con la primavera a tope y la vida renovándose¡ También tengo un nido de gorriones, que me alegran las mañanas… A ver si los puedo captar. Mati Muñoz




Desde la terraza de casa mirando hacia el horizonte, unas veces nublado y otras luminoso y siempre pensando que lo mejor está por llegar. 
Paloma Aroca



De la turismofobia al pasillo aéreo seguro. Relatividad balear. El edificio que se ve es el Hotel AC que en estas fechas debería estar a 300 pavos la noche. 
Carla López




Que los árboles no nos impidan ver el bosque y que sepamos caminar y disfrutar de sus intrincadas veredas.
Carmen Rodríguez








Río con paseo peatonal, tranquilidad y zona rural. Agustín Illera






Mar de Vigo mar amado. La calma de una mañana de llovizna y horizonte con clima dudoso pero inspirado por la belleza natural¡ 
Levi Olivares











Calle y un trocito del cielo. Pero el edificio del fondo, entero, una macro residencia de personas mayores, como yo, y en primer plano crespón negro en mi ventana. A la vez pensando en mi pueblo, ¡si me llega a pillar allí¡ Qué relativa y contradictoria es la vida, pero me ayuda a pensar dónde quiero que me pille la próxima. 
Miguel Ángel Martín












Este es mi pueblo ahora mismito. Miguel Ángel Martín






Día de claroscuros como la confianza de que tras esto las cosas han de cambiar y a la vez la incertidumbre de lo que nos espera. 
Santos Hernández













Luz y colores en Valladolid; nos ayuda a ver más allá y seguir con ilusión en este campo incierto pero a la vez nuevo. 
Ainhoa Carricajo





En el adentro y en el afuera. Fuera todo se ha paralizado y en el adentro el deseo de seguir aprendiendo para compartir con mis compañeros y más allá para construir algo diferente y con el deseo puesto en que sea mejor¡ Lourdes Diez




Esta primavera de altas y bajas presiones no la detendrá ningún decreto de estado de alarma. El enorme patio interior que se ve desde mi terracita rebosa verde autogestionado. 
David Pereiro




Es un privilegio morar en un bajo con jardín. Es hermoso. Es naturaleza doméstica (domesticada) pero no tanto… Mi gata va de caza y nos trae gorriones, langostas, salamanquesas. Ayer contemplamos un pájaro carpintero… La naturaleza revienta. Quizás los humanos tampoco estamos tan domesticados. 
Juanjo Lacasta.















Poquito espacio, muchas plantas, un dibujo de Grecia y algo de cielo.
Javier Gómez








Panorámica del Madrid antiguo esperando su futuro. Carlos




Valladolid. Todas las vistas desde cada ventana. Cada una de un color, como cada día. No se nota excesiva diferencia en esta zona, la quietud y la calma es típica a estas horas. 
Cristina Herrero







Los de Deusto suelen ir a Bilbao... después de la tormenta...pues siguiente nublado.
Jorge Martínez





















Bilbao, Bario de Rekalde. Asfalto urbano. 
Eduardo Escobés
















Pamplona del anonimato a la movida de Rifa entre vecinos. 
Yolanda Fillat








Clima dudoso pero horizonte inspirador.
Leví Olivares







Entre tejados, galerías y medianeras, emerge la naturaleza interior. 
Pablo Villanueva







En todo momento la naturaleza sigue su curso y nos regala primaveras como esta, llena de esplendor. 
Amparo González












Creciendo lo sembrado despacio, el perejil, el incienso… desde mi terraza, con nubes que descargan, que se disipan y dejan paso a la luz. 
Elvira de Castro












Ventanas que recogen nuestros trabajos, la ilusión de que termine pronto, el aprendizaje emocional de crecer, los colores de la vida que nosotros creamos. 
María Martín










Naturaleza confinada. 
Mar Amate

26 vistas

© 2018 by Asociación DHO

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now